Cuando:
abril 18, 2020 a las 10:00 am – abril 19, 2020 a las 2:00 pm
2020-04-18T10:00:00+02:00
2020-04-19T14:00:00+02:00
Donde:
Consell 81
CONSEJO DE CIENTO Nº81 LOCAL
Precio:
150€

Fundamentos de diseño de personajes Cartoon:

Con este curso vamos a poner a funcionar el cerebro y a reflexionar en qué hacemos y cómo lo hacemos para llegar a un diseño interesante, atractivo y funcional.

Aprenderemos las claves para el desarrollo de personajes cartoon a través de ejemplos, ejercicios y dinámicas, para su posterior aplicación en campos tan diversos como la animación, ilustración, art toys o peluches.

Este curso está dedicado a todo aquel que quiera ahondar en el mundo del diseño de personajes y el cartoon, sin importar el nivel sino la motivación y las ganas de pasarlo bien dibujando.

TEMARIO:
1er día: De 10h a 14h y de 15h a 19h (opción de comer en el propio local o de traerte tu tupper).
– Inspiraciones y referencias.
– Trabajar de personajes con formas básicas.
– Descanso para comer
– Cartulina y tijeras.
– Color.
– Contraste de personajes, interior y exterior.
 
2º día: De 10h a 14h.
– Intercambio de personajes, dinámica de grupo.
– Personaje propio mientras se hace el vermut.
– Puesta en común de los diseños con unas cervecitas 😉
 
* No se necesitan conocimientos previos de dibujo.
* Material incluido.
* Trae una libreta (ésta de ikea va muy bien, tanto por tamaño como por el tipo de papel) y lapices, rotuladores, acuarelas… Con lo que te sientas mas comodo dibujando. También puedes traer tu portátil o tablet pero no es obligatorio.
 
Impartido por: Zinkete

Zinkete es un ilustrador, toy maker, artista urbano y sobre todo un niño que hace dibujitos de Sevilla, actualmente viviendo en el mundo, con una larga carrera como artista mercenario en videojuegos y series y películas de animación.

Se considera a sí mismo como un ser humano bipolar. Disfruta tanto el verano como el invierno, le encanta dibujar en digital o analógico, o hacer sus personajes en técnicas 3D o 2D. Puedes encontrar a Zinkete en ese espacio donde lo mono y lo incómodo se dan la mano, en algún lugar entre lo crítico y lo absurdo, buscando la complicidad con el espectador.